El Rincón de Huelva

Descargar la App del rincón de Huelva Descargar la App del rincón de Huelva

959 041 426

667 493 093

Whatsapp también por Whatsapp

                                

 ALISTADO EN SU MEJOR MOMENTO!!!

 Aprovecha el momento para disfrutar de este exquisito marisco. Para muchos entendidos, el más sabroso y rico de los mariscos.

 

69,00 €

Ideal para empezar a disfrutar de la plancha. Auténtica gamba blanca de Huelva, capturada artesanalmente en la Costa de Huelva, presentada en cajas de 1 kg, en el que por su calibre entran aproximadamente unas 60/70 piezas y que llamamos G2. Por su tamaño, es ideal para consumir tanto cocida como a la plancha. Es una "buena gamba" blanca de Huelva.

La auténtica gamba de Huelva tiene un color y unas características especiales: la reconocerás por sus largos bigotes, ellos te aseguran que no han sido congeladas en alta mar, ya que se habrían roto los finos bigotes que tiene en su cabeza. El color, específicamente más claro que otras, habla de su origen: ha sido capturada artesanalmente en la Costa de Huelva con las labores tradicionales de los pescadores de la zona. 

La gamba, fresca, te llega en frío conservada en una caja de poliespan que mantiene la cadena de temperatura durante el tiempo que dura su transporte. A su recepción, hay que sacarla inmediatamente de su envase y colocarla en el frigorífico para su posterior consumo, o bien dejarlas unos segundos bajo el chorro de agua para cocinarlas de inmediato.

Al tratarse de un producto perecedero, tendrá horario de entrega preferente por la mañana (entre las 10.00 y las 14.00 horas). Tenlo en cuenta para poder recepcionar el pedido: deberá haber alguien disponible a esa horas en la dirección de entrega y poder guardarlo en frío.

El marisco llegará con frio para proteger la cadena de frio, al mantenerse dentro de su embalaje. Si vas a consumirlo en las siguientes 24 horas a su recepción, deberás retirar la tapa de la caja, colocar un paño húmedo directamente sobre el producto y guardarlo rápidamente en el frigorífico hasta el momento en que vaya a ser consumido o cocinado. Si el consumo será con posterioridad a 24 horas te aconsejamos que lo intruduzcas en el congelador directamente sin cubrir las primeras 24h. posteriormente tapar para que el frio no queme el marisco: no perderá ninguna de sus cualidades y podrá seguir siendo consumido con total normalidad y garantía de frescura.