Ahora vamos a contarte cómo cocer el marisco en unos sencillos pasos con los que obtendrás un resultado completamente profesional.

 

                             

 

1. Prepara una salmuera. Esto es un bol con agua muy fría, hielo y un buen puñado de sal.

 

2. Pon una olla grande con agua a hervir y un puñado de sal gruesa.

 

3. Una vez que el agua este en ebullición es el momento de echar el marisco. La ebullición bajará.

 

4. Cuando el agua vuelva a hervir y el marisco se asome a la superficie es el momento de retirarlo.

 

                            

                           

- Sabemos que puede resultar confuso saber cuánto tiempo debe permanecer el marisco en el agua, pues entendemos que no es igual para una gamba mediana que para una cigala, por ejemplo. Sin embargo, es sencillo saberlo: cuando el agua vuelve a hervir y el marisco sube a la superficie. Esto marca que la densidad del marisco ha cambiado y por ello sabemos que ya está cocido.

  

5. Una vez quites el marisco del agua hirviendo, deposítalo en el bol con la salmuera (agua fría con hielo y sal) que preparaste anteriormente.

 

-Este proceso de pasar del agua hirviendo a agua helada, además de enfriar el marisco, hace que la carne se desprenda de la cáscara y que se pele con facilidad-

 

6. Coloca el marisco en un plato o bandeja. Si no va a consumir inmediatamente, conservar en el frigorífico. Para que el marisco no se reseque colocarle encima un paño húmedo y algo de hielo.

 

7. A la hora de servir se recomienda sumergir en agua muy fría para rehidratar el marisco antes de emplatar y añadir sal gruesa (según gusto).

 

                        

Ahora ya no tienes excusa para disfrutar del mejor marisco a domicilio que te enviamos recién cocido a tu casa en menos de 24h.