La Gamba Blanca de Huelva es un exquisito marisco que, a pesar de no contar con una denominación de origen oficial, sí posee una calidad y características reconocidas y apreciadas a lo largo y ancho de nuestra geografía. En muchas ocasiones nos preguntamos si la gamba que nos están ofreciendo en bares o mercados es auténtica Gamba de Huelva, o si por el contrario se trata de otro marisco de características parecidas a simple vista.
 
Hoy os vamos a contar cuáles son los rasgos que hacen inconfundible a la Gamba Blanca de Huelva
 
  • En primer lugar la Gamba Blanca de Huelva se caracteriza por su color. En estado fresco es de un color rosado claro, casi transparente cuando el marisco está aún vivo. El nombre de Gamba Blanca le viene por el color de su carne una vez cocinada, que efectivamente se torna de un color blanco cuando pasa por la cocción o la plancha.
  • El segundo elemento característico de la Gamba Blanca de Huelva es su veta. La veta es el cordón de color negruzco que aparece en el lomo de la gamba y que llega desde la cola hasta la cabeza, que también se colorea de un color oscuro. Algunos que no conozcan el producto podrían pensar que el marisco está en mal estado, pero nada más lejos de la realidad. Al ser cocinada la veta se vuelve de un color naranja intenso y proporciona un sabor único a la gamba. Un sabor que solo tiene la auténtica Gamba Blanca de Huelva, y que podríamos señalar como el tercer elemento diferenciador de este exquisito marisco.

Gamba Blanca de Huelva

  • Otro factor que debemos tener en cuenta para distinguir la Gamba Blanca de Huelva es la evidencia de frescura. En ocasiones se puede intentar hacer pasar por Gamba Blanca a otras pescadas en zonas bastante alejadas de la costa onubense, y que por tanto son congeladas en alta mar. La Gamba de Huelva se vende fresca en la lonja y por ello conserva intactos sus largos bigotes. El proceso de ultracongelación y la manipulación del marisco una vez congelado que sufre la gamba extranjera, conlleva que los bigotes se rompan, dada su fragilidad. Por lo tanto, las auténticas gambas de Huelva, deben conservar intactos sus largos bigotes. Síntoma además, de la frescura del producto.
  • Por último hay un detalle importante a tener en cuenta a la hora de saber si lo que estamos comprando es o no Gamba Blanca de Huelva: su precio. Lamentablemente este marisco es un producto que cada vez escasea más, y esto sumado a su alto valor gastronómico provoca que su precio no sea el más barato del mercado. Debemos tener en cuenta que el coste en origen de este producto ya es elevado, por lo que si en alguna ocasión nos ofrecen Gamba Blanca de Huelva a precios realmente económicos, este simple hecho debería hacernos desconfiar de su procedencia.
 
En El Rincón de Huelva somos compradores directos en la Lonja de Isla Cristina (Huelva) y eso hace que puedas comprar marisco online desde tu casa de forma más económica, lo que nos permite contar con precios bastante competitivos, dada la ausencia de intermediarios; y ofrecerte siempre un producto de máxima calidad y procedencia garantizada.