Uno de los mariscos más demandados en El Rincón de Huelva es el famoso Langostino de Sanlúcar. Un marisco exquisito y altamente considerado en el mundo culinario por su sabor y calidad, cuyo nombre a veces se utiliza para denominar a otros tipos de langostinos que no reúnen sus características. Para que no te den gato por liebre, hoy te vamos a explicar cuáles son las principales características del Langostino de Sanlúcar, para que puedas distinguirlo del resto.

1.- Bigotes largos, gruesos y resistentes

Ya os comentamos en alguna ocasión que los bigotes del marisco son muy delicados y que podían servirnos para saber, en caso de que estén en su mayoría rotos, que el producto había sido congelado. Esto se debe a que los bigotes congelados son extremadamente frágiles y se rompen con mucha facilidad durante la manipulación del marisco. Pues bien, en el caso del Langostino de Sanlúcar, sus bigotes también son un elemento de distinción con respecto a otro tipo de langostino aun cuando estén frescos. Los bigotes del Langostino de Sanlúcar son más largos y gruesos que los de otras especies, por lo que no se rompen con facilidad al tirar de ellos.

2.- Manchas del lomo poco marcadas.

El Langostino de Sanlúcar también es conocido como langostino tigre. Esto se debe a las manchas horizontales de color marrón claro que el langostino tiene sobre su lomo. Estas manchas deben ser poco marcadas, casi difuminadas, para que se trate de un auténtico Langostino de Sanlúcar.

3.- Su colita azul tornasolado

Sin duda el elemento más llamativo y característico del auténtico Langostino de Sanlúcar es su colita de color azul tornasolado. Este color se pierde al cocinar el marisco, pero cuando están frescos son totalmente reconocibles por esta característica.

como identificar el langostino de sanlucar

La característica más importante y distintiva: su sabor

Después de describir las principales características físicas del Langostino de Sanlúcar que nos facilitan su distinción, os contamos dónde vive y se captura el auténtico Langostino de Sanlúcar para comprender porqué tiene ese sabor tan característico y esa alta consideración gastronómica en comparación con otros langostinos.

El Langostino de Sanlúcar se cría en aguas del caladero del Golfo de Cádiz, concretamente en la desembocadura del río Guadalquivir y en los alrededores del coto de Doñana. Un entorno privilegiado y con una rica biodiversidad que influyen en la alimentación del Langostino de Sanlúcar, proporcionándole ese sabor tan característico.

Auténtico Langostino de Sanlúcar en El Rincón de Huelva

En principio podría sonar contradictorio que en El Rincón de Huelva, donde vendemos marisco a domicilio con productos de la mejor calidad criados o elaborados en la provincia onubense, contemos con Langostino de Sanlúcar como uno de nuestros productos más demandados.

Sin embargo, no es nada raro contar con auténtico Langostino de Sanlúcar en la provincia de Huelva. Debemos tener en cuenta que la zona de pesca donde hemos explicado que habita el Langostino de Sanlúcar, el Golfo de Cádiz, se extiende hasta la frontera de Portugal. Es decir, que a pesar de que su nombre hace referencia a la provincia de Cádiz, Huelva también está incluida en esa zona de pesca.

Esto significa que, tanto barcos de Sanlúcar y alrededores pueden vender su mercancía en la Lonja de Isla Cristina (donde compramos nuestros productos), como barcos onubenses pueden pescar en las aguas cercanas al coto de Doñana y la desembocadura del Río Guadalquivir y capturar auténtico Langostino de Sanlúcar. De hecho, la Lonja de Isla Cristina está contemplada en los datos oficiales como uno de los puertos con una venta significativa de este marisco.