Tiene entre sus manos un producto perecedero muy delicado. Le aconsejamos que siga estas instrucciones cuidadosamente para que lo disfrute con plena garantía de calidad y sabor.

Indicaciones de uso y  conservación para el MARISCO COCIDO:

1.- Retire la tapa de la caja y el plástico transparente que cubre el marisco

2.- Guarde inmediatamente en el frigorífico cubierto con un paño húmedo si su consumo es en las próximas 24 horas;  puede guardar en el congelador sin cubrir lo que no vaya a consumir inmediatamente (puede hacerlo sin miedo: es un producto fresco, no congelado, que no ha roto su cadena de frío); si son varias cajas, puede apilar una encima de otra.

3.- Va cocido con poca sal: pruebe el producto y salpique con sal gorda una vez servido sobre la fuente antes de llevarlo a la mesa. Puede usar la tarrina de flor de sal que encontrará en la caja.

4.- Consuma en buena compañía y con bebida apropiada J 

5.- Si le ha gustado, no dude en volver a confiar en El Rincón de Huelva

Indicaciones de uso y  conservación para el MARISCO FRESCO:

Tiene entre sus manos un producto perecedero muy delicado. Le aconsejamos que siga estas instrucciones cuidadosamente para que lo disfrute con plena garantía de calidad y sabor. 

1.- Retire la tapa de la caja y el plástico transparente que cubre el marisco

2.-  Guarde inmediatamente en el frigorífico cubierto con un paño húmedo si su consumo es en las próximas 24 horas;  puede guardar en el congelador sin cubrir lo que no vaya a consumir inmediatamente (puede hacerlo sin miedo: es un producto fresco, no congelado, que no ha roto su cadena de frío); si son varias cajas, puede apilar una encima de otra.

3.- Cocínelo a su gusto: cocidas con agua y sal, a la plancha o en guisos.

4.- Consuma en buena compañía y con bebida apropiada J 

5.- Si le ha gustado, no dude en volver a confiar en El Rincón de Huelva